Imprimación monocomponente higroendurecedora, sin solventes ni agua para la consolidación e impermeabilización de soportes de cemento. Apto también para suelos de anhidrita.
Las características peculiares de PRYMER FAST 500 son: rápido endurecimiento (45-50 minutos); ausencia de solvente (idóneo para bloques de pisos, oficinas, etc.); ausencia de agua (no aporta humedad a los subsuelos); baja viscosidad (alto poder de penetración en las porosidades de los soportes); idóneo para suelos con calefacción radiante (tratamiento antipolvo). CERTIFICADO EC1R.


Descargar ficha técnica


Información adicional

Características y aplicaciones


Relación de catálisis
monocomponente
Temperatura de aplicación Entre +10°C y +25°C
Aplicación rodillo 6/8 mm / brocha
Eventual dilución DILUYENTE DMC 50
Rendimiento 120-450 g/m2 en funcion del soporte y del empleo
Endurecimiento 45´-50´
Estabilidad de almacenamiento 9 meses (2)
Formatos 12 y 6 Kg
Limpieza de las herramientas diluyente DNE

(1): a 20°C y 65 % de H.R.
(2): en contenedores originales cerrados y mantenidos a temperatura entre los +10°C y +25°C.

Modo de empleo

Aspirar muy bien el polvo del sustrato. Aplicar una mano de PRYMER FAST 500 con rodillo de 6/8 mm o con brocha plana 3x13cm o 4x14cm, en cantidad equivalente a unos 120-150 gr/m2 de modo regular y uniforme.
Evitar acumulaciones de producto en las cavidades profundas del subsuelo, de los contrario el endurecimiento total del producto se alargará drásticamente con formaciones de películas frágiles antiadherentes, comprometiendo el endurecimiento de colas a base de resinas reactivas.
Después de casi una hora y antes de las 24 horas sucesivas se procede a la colocación de parqué utilizando solamente adhesivos reactivos: UNISIL, Adesiver ELASTIC, Adesiver 327, Adesiver Hercules, Adesiver 501 EP, SIGOL.
Si se tuvieran que efectuar alisados con productos autoniveladores o en el caso en el que se prevea la colocación de parqué en tiempos más largos de los indicados arriba, espolvorear con QUARZO (0,8 mm ÷ 1,2 mm) toda la superficie tratada con el primer aún fresco.
Antes de extender el autonivelador o el adhesivo, aspirar preventivamente la arena no incorporada en el primer. Si la operación de espolvoreo con sílice no se efectuase es necesario un enérgico lijado con grano grueso (36-40) antes del extender niveladores o adhesivos. No vuelva a verter en el envase original el producto ya extraído de él.

Barrera vapor
PRYMER FAST 500 ejerce una acción de "barrera vapor" en suelos con humedades residuales de hasta el 5% medidas con medidor de carburo y para espesores de 6 cm de estrato.
Aspirar muy bien el polvo del subsuelo. Aplicar la primera mano de PRYMER FAST 500 con rodillo de 6/8 mm o con brocha plana 3x13cm o 4x14cm, de manera regular y uniforme en cantidad equivalente a unos 120-150 gr/m2 evitando la acumulación de producto en las cavidades profundas del subsuelo, de los contrario el endurecimiento total del producto se alargará drásticamente con formaciones de películas frágiles antiadherentes, comprometiendo el endurecimiento de colas a base de resinas reactivas.
Después de unos 45-50 minutos aplicar una segunda mano de PRYMER FAST 500 de la misma forma que antes. Aproximadamente a los 60´ desde su aplicación y antes de las 24h. sucesivas se procede a la colocación de parqué utilizando solamente adhesivos reactivos: UNISIL, Adesiver ELASTIC, Adesiver 327, Adesiver Hercules, Adesiver 501 EP, SIGOL.
Si se prevén tiempos de colocación después de las 24 horas, es necesario aplicar una tercera mano de PRYMER FAST 500 y espolvorear con QUARZO (0,8 mm ÷ 1,2 mm) toda la superficie tratada con la imprimación aún fresca. En el momento de la extensión del adhesivo aspirar la sílice no adherida.
Nota: Los suelos en base anhidrita y los subsuelos con calefacción radiante no pueden ser impermeabilizados.

 

Nota

El fabricante garantiza la realidad y veracidad de las especificaciones técnicas contenidas en la presente ficha, basadas en sus conocimientos técnicos y en su práctica profesional. No obstante, las orientaciones aplicativas se realizan en términos generales  y son susceptibles de cambio en función de la situación concreta, correspondiendo por tanto al aplicador la responsabilidad exclusiva sobre la idoneidad y modo de empleo del producto. Las reclamaciones deben acompañarse del envase original para permitir la adecuada trazabilidad.