Preguntas frecuentes

¿Por qué no puedo aplicar un mortero por debajo de 5ºC ni por encima de 30ºC?

La temperatura de aplicación de los morteros es un factor muy importante a tener en cuenta.
No podemos aplicar por debajo de 5ºC por varios motivos:

  • Por debajo de esta temperatura corremos el riesgo de que se formen cristales de hielo en el agua del mortero, evitándose así que el aporte de agua al mortero sea el adecuado produciéndose un fraguado incorrecto del cemento. Esto puede dar lugar a fisuras, falta de consistencia del mortero, etc.
  • Además, a estas temperaturas, el fraguado del cemento se ralentiza y no se consiguen las resistencias finales que conseguiríamos en condiciones normales.

No podemos aplicar por encima de 30ºC porque a estas temperaturas se produce una evaporación del agua del mortero. Esto hace que el aporte final de agua al mortero sea menor del necesario y así, el mortero queda disgregado y sin fuerza, pudiendo aparecer fisuras.

Para evitar que esto ocurra, cuando trabajemos en días muy calurosos, debemos procurar no trabajar a las horas de más calor, sino a primera hora de la mañana y última de la tarde. En caso de trabajar en una fachada sobre la que incida el sol, es conveniente protegerla con toldos que impidan que reciba el sol directo.


Diccionario
Lo sentimos, no tenemos definiciones en que comiencen por esta letra