CONSEJO PRO 8: Cómo colocar cerámica sobre suelos existentes

Fase de ejecución: la colocación del gres 

- Se debe seleccionar el adhesivo adecuado para un gres porcelánico. En general, utilizaremos un adhesivo cementoso tipo C2. Si el formato de la baldosa es muy grande, debemos considerar la utilización de adhesivos cementosos deformables tipo C2 S1 o incluso C2 S2. 

- Seleccionaremos el tipo de llana adecuado según el formato de la baldosa y aplicaremos el adhesivo sobre la superficie del antiguo terrazo. 

En primer lugar, se extenderá presionando con la parte recta de la llana y posteriormente se peinará con la parte dentada con surcos rectos y perpendiculares a la arista de la baldosa. 

Así obtenemos una capa de agarre regular y homogénea que garantiza su óptimo comportamiento y consumo. 

- Para baldosas con formato > 30x30 debemos aplicar la técnica de doble encolado, que consiste en aplicar una fina capa de adhesivo por el reverso de la baldosa con la parte lisa de la llana sin superar el espesor máximo recomendado para el adhesivo. 

- Para la colocación se aplicará el método Tarver: asentando la baldosa en su posición definitiva, se desplaza en perpendicular a los surcos del adhesivo y en sentido contrario a la baldosa adyacente; después se vuelve a desplazar en sentido contrario hasta dejarla en su posición inicial. 

- Ajustar la baldosa con la cruceta para dejar la junta de colocación entre las baldosas. La junta nunca será inferior a 1.5mm y se debe valorar su incremento en función del formato de la baldosa cerámica. 

- Concluida la colocación esperaremos el tiempo necesario que recomienda el fabricante del adhesivo antes de proceder a la operación de rejuntado. 

- Nos aseguraremos de que las juntas de colocación están limpias y secas antes de proceder a la aplicación del material. 

- Con llana adecuada extenderemos el material siempre en diagonal a la trama de juntas para favorecer el llenado uniforme y evitar que el filo de la llana entre en la junta. 

- Se procede a la limpieza con agua en toda la superficie con esponja rígida escurrida desplazándola en diagonal a la trama de juntas o en movimientos circulares. 

Pasos para colocar de pavimento cerámico sobre terrazo

Para un adecuado trabajo debemos realizar un replanteo previo del espacio a revestir con la elección del diseño y la disposición de la trama de juntas. Esto nos permitirá evitar tiras estrechas, cortes innecesarios y mermas en materiales. Debemos respetar la ubicación de las juntas de movimiento y de partición. 

 

Fase previa: comprobación técnica 

En este consejo Pro analizamos un caso común en los proyectos de reforma: colocar un gres porcelánico sobre un suelo antiguo de terrazo. Para ello debemos seguir la siguiente secuencia de acción: 

1.- Comprobar que el incremento de la cota del pavimento una vez colocado es compatible con la edificación. Si no es posible incrementar la altura del pavimento (capa de material de agarre más espesor de las baldosas), nos veremos obligados a abandonar esta opción y tendremos que retirar el antiguo pavimento. También se puede valorar la posibilidad de utilizar baldosas de gres porcelánico de bajo espesor. 

2.- Si la edificación puede asumir el incremento de cota, debemos asegurarnos que el pavimento cumple con todas las características que le exigimos a un soporte de colocación para un pavimento cerámico: 

a) Lo normal en un pavimento antiguo es que tenga una estabilidad dimensional adecuada. 

b) En segundo lugar debemos comprobar que el estado del pavimento antiguo es óptimo para aplicar la capa del material de agarre, realizando pruebas de tracción y verificando que no existen defectos o huecos. También se debe revisar el estado de las juntas de movimiento o de partición si las hubiera. Igualmente se debe retirar el antiguo rodapié. 

c) A continuación, comprobaremos que la planitud y nivelación del antiguo pavimento es compatible con la colocación de un pavimento de gres porcelánico en capa fina: cumple este requisito si se obtiene una desviación de planitud inferior a 3mm medidos en regla de 2m. 

d) Por último, debemos asegurar que la superficie de colocación tiene la textura superficial adecuada para favorecer una correcta adherencia de los materiales de agarre. Para ello,es recomendable dar una pulido sobre el terrado para lograr una superficie con la suficiente rugosidad y textura superficial. Esta operación puede realizarse con medios mecánicos mediante discos abrasivos, o mediante la aplicación de una imprimación adecuada.


La desviación de la planitud debe ser en todo caso inferior a:  3 mm

La junta de colocación que se aplique nunca será inferior a: 1,5 mm

Ventajas de la sobrecolocación: No se precisan operaciones previas de demolición y retirada de escombros; no se requiere sanear el antiguo soporte; no se requieren tiempos de espera para el fraguado de las capas del soporte.

Inconvenientes: El pavimento previo de estar en óptimas condiciones para actuar como nuevo soporte; Necesitamos disponer de la cota suficiente para el incremento de la altura del pavimento. 


PROMUEVE: ANDIMAC

CONTENIDOS DESARROLLADOS POR: www.proalso.es

Con esta iniciativa los principales distribuidores y fabricantes queremos que las empresas reformistas, instaladoras, los profesionales de la obra (albañiles, escayolistas, instaladores, etc…) que apuestan por su trabajo, que se sienten orgullosos de su labor, descubran una nueva dimensión de su trabajo, que no es poner ladrillos, instalar griferías o colocar cocinas, sino ayudar a la gente a tener mejores casas y ser más felices en ellas.