CONSEJO PRO 14: Prevenir las humedades en cubierta

¿Cómo son y dónde aparecen las humedades?

Proceso cuyo síntoma visible puede ser manchas de humedad, mohos, eflorescencias y/o gotas de agua, pudiéndose localizar dichas lesiones en:

A. Originadas por filtración:

Aparecen localizadas en:

  • Faldones de cubiertas.
  • Aleros y cornisas.
  • Limahoyas, canalones ocultos y sumideros.
  • Encuentros con muros y petos.
  • Encuentros de zonas ciegas y lucernarios o claraboyas.

B. Originadas por condensación:

Aparecen localizadas en la cara inferior del elemento soporte de la cubierta, afectando a los acabados interiores y básicamente en los puentes térmicos.

C. Accidentales:

Aparecen localizadas en zonas próximas a: canalones, bajantes y sumideros

¿Cuáles son las causas posibles?

A. Originadas por filtración:

  • Fallo o ausencia de la impermeabilización.
  • Grietas o fisuras y/o porosidad excesiva.
  • Movimientos diferenciales de los distintos elementos.
  • Deformaciones de estructura que modifican las pendientes.
  • Falta de mantenimiento y limpieza.

B. Originadas por condensación:

  • Condensación superficial interior.
  • Condensación intersticial dentro del cerramiento.

C. Accidentales:

  • Rotura de conductos.
  • Sobretensión del conducto.

¿Cómo puedo prevenir las humedades?

Las lesiones producidas por humedades en cubiertas pueden ser superficiales o dañar a más partes del edificio, pueden prevenirse siguiendo las siguientes recomendaciones de buenas prácticas del usuario:

A. Originadas por filtración:

• Periódicamente, se debe limpiar y eliminar la posible existencia de vegetación, nidos, etc. Revisar los elementos de desagüe (sumideros, canalones y rebosaderos) comprobando su correcto funcionamiento, así como las juntas abiertas de los pavimentos flotantes.

• En periodos de nieve y/o hielo, se deben eliminar los restos que obstruyan la evacuación de las aguas o la ventilación de la cubierta.

• El usuario debe de realizar una inspección visual de la cubierta, con el fin de detectar posibles lesiones y poder repararlas, antes de que las humedades puedan afectar a otros elementos constructivos o estructurales.
  - Presencia de humedades en la cubierta o en el interior de edificio.

  - Presencia de signos de deterioro en la capa de protección y, especialmente, en la impermeabilización que esté expuesta a la intemperie.

  - Posibles obstrucciones en la red de evacuación.

B. Originadas por condensación:

• Si la condensación es superficial interior, se pueden prevenir las humedades generadas, aumentando la temperatura interior del local para que no se alcance la temperatura de rocío (colocando aislamiento térmico en cubierta) o bajando la presión del vapor de agua, ventilando.

• Si la condensación es intersticial dentro del cerramiento, con el fin de prevenir la aparición de humedades se debería de reparar la cubierta colocando aislamiento térmico en la parte exterior de la cubierta o barrera de vapor en la cara inferior del faldón de cubierta.

C. Accidentes:

El usuario debe revisar el estado de conservación de canalones, bajantes y sumideros, manteniéndolos limpios. Además en el caso de detectar roturas de conductos, se deben reparar lo antes posible, con el fin de evitar que las fugas de agua afecten a otros elementos constructivos o estructurales.


En daños por humedades, se debe contactar siempre con un técnico: sí

Los daños por humedad que se pueden considerar son de grado: 1 a 3

Las humedades por filtración, no sólo inciden en las condiciones de salubridad y confort de los edificios, sino que pueden llegar a afectar a las condiciones de servicio. Por otra parte, el agua interviene en muchos otros procesos patológicos que pueden afectar a la durabilidad de los materiales y, por extensión, de las estructuras y elementos constructivos. Las humedades accidentales, suponen un mal funcionamiento en las instalaciones evacuación de agua, pudiendo afectar por extensión a otros elementos constructivos y estructurales.


PROMUEVE: ANDIMAC

CONTENIDOS ELABORADOS A TRAVÉS DEL MATERIAL DE: www.calidadentuvivienda.es 

Con esta iniciativa los principales distribuidores y fabricantes queremos que las empresas reformistas, instaladoras, los profesionales de la obra (albañiles, escayolistas, instaladores, etc…) que apuestan por su trabajo, que se sienten orgullosos de su labor, descubran una nueva dimensión de su trabajo, que no es poner ladrillos, instalar griferías o colocar cocinas, sino ayudar a la gente a tener mejores casas y ser más felices en ellas.