CONSEJO PRO 16: ¿Cómo reformar un baño pequeño y sacarle el mayor provecho?

¿Qué tener en cuenta en la reforma de un baño?

La reforma de un baño es una de las obras más habituales en las viviendas. Ya sea por cuestiones estéticas o funcionales es uno de los espacios de la casa que más cuidado necesita. Si tu cliente se plantea realizar una pequeña intervención (como renovar un sanitario o cambiar bañera por plato de ducha) le puedes recomendar que aproveche para reformar el baño completo. El resultado siempre será mejor y le evitarás el efecto pegote. Por ello es mejor esperar y poder acometer todo el cambio que hacerlo por partes. 

Aunque el baño sea pequeño, una obra sería el momento perfecto para replantearse la distribución. Lo ideal es buscar soluciones que se adapten bien a cada espacio: platos de ducha a medida, mamparas ajustables, sanitarios de tamaño reducido, soluciones de almacenaje empotradas o ligeras… No se trata únicamente de iluminación y color, la distribución y el orden son claves para conseguir que un baño pequeño sea ‘espacioso’ y, sobre todo, confortable y práctico. 

El cuarto de baño ha cambiado mucho en los últimos años. Ahora es una estancia importante, clave para que la casa se revalorice. Si se va a reformar para vender o alquilar, debes aconsejar un estilo que sea atemporal y que se ajuste a gustos clásicos y también contemporáneos. 

Por otro lado, también es importante informar al cliente final y de forma sencilla sobre la aplicación de soluciones que eviten las humedades y condensaciones, y que mejoren el conforto acústico y térmico, como sistemas de insonorización o aislamiento. Son cuestiones que se suelen dejar de lado, pero con el tiempo se notan tanto en la facilidad de limpieza como en el mantenimiento del espacio y el ahorro. Tus clientes terminarán agradeciéndolo y te recordarán y recomendarán de forma activa aun pasado mucho tiempo. 

Hoy en día los salientes o sanitarios enfrentados estorban. Una recomendación es poner el lavabo y el retrete en la misma línea, de forma que permitirán crear un pasillo desde el que crear un espacio libre para ganarle movilidad al cliente. 

Eso sí,recuerda que los sanitarios han de estar bien alineados con las bajantes y tuberías para evitar problemas futuros.

¿Cómo sacar partido al reformar un baño pequeño? 

Lo ideal es optar por un plato de ducha que se adapte al milímetro al espacio. Actualmente hay muchas opciones en el mercado para personalizar los platos a las medidas de cada baño. Eso sí, siempre opta por un material antideslizante y testado. 

Importante, a la hora de cambiar la bañera por plato de ducha es fundamental impermeabilizar el suelo para evitar posibles filtraciones y grandes problemas a futuro. 

A la hora de cambiar la bañera por un plato de ducha ofrecerás al cliente más metros para maniobrar en el mismo, ahorro de tiempo diario y dinero por el ahorro de agua. Además, la ducha es más accesible y menos peligrosa. 

Por otra parte, prescindir del bidé también incide en ganar metros en el baño. Aunque puede ser muy práctico puedes instalar alternativas como por ejemplo manguera de ducha en el wc. 

Apuesta por potenciar la iluminación natural, si el baño tiene esa opción. En todo caso, advierte al cliente sobre qué tipo de iluminación debe instalar para que el revestimiento elegido genere el diseño que el cliente realmente quiere. 

Recomienda tonos claros en los revestimientos, dan la impresión de ampliar los espacios puesto que reflejan la luz. 

Instalar mamparas de hojas plegables, mejorará la maniabrabilidad del usuario, preferiblemente con vidrios de alta seguridad en caso de impacto o accidente. 

Cambiar la puerta por una puerta corredera plegable ahorra mucho espacio.

En definitiva, ya sabes que tener en cuenta en la reforma de un cuarto de baño. Lo primero es tener las ideas claras y saber lo que necesita cada cliente. Pero siempre te recomendamos que invites a tu cliente a acudir a una tienda profesional para escoger los materiales y soluciones de sanitarios que te pueden ayudar a encontrar todo lo que necesitas. 


Cambiar la bañera por un plato de ducha hará que el cliente pueda ahorrar agua hasta un: 50%

Los espacios pequeños mejoran su iluminación con revestimientos de colores: Claros

Lo habitual en la construcción en España era siempre colocar una bañera. Los cambios en los hábitos de higiene y también una mayor conciencia medioambiental han provocado que optemos por duchas en lugar de bañeras. También para ahorrar agua es muy aconsejable incorporar grifería con aireadores, y en lo posible de sistema monomando, termostática y de dos fases. La elección de revestimientos claros en un baño de pequeñas dimensiones ayuda a crear un espacio cómodo y amplio. Y para hacerlo seguro, recuerda siempre instalar suelos de clase 2 en resistencia al deslizamiento. 


PROMUEVE: ANDIMAC

CONTENIDOS ELABORADOS A TRAVÉS DEL MATERIAL DE: www.calidadentuvivienda.es 

Con esta iniciativa los principales distribuidores y fabricantes queremos que las empresas reformistas, instaladoras, los profesionales de la obra (albañiles, escayolistas, instaladores, etc…) que apuestan por su trabajo, que se sienten orgullosos de su labor, descubran una nueva dimensión de su trabajo, que no es poner ladrillos, instalar griferías o colocar cocinas, sino ayudar a la gente a tener mejores casas y ser más felices en ellas.