CONSEJO PRO 18: ¿Cómo mejorar la accesibilidad en el dormitorio?

Consejos para mejorar la comodidad y accesibilidad 

- El cabecero y el piecero resultan muy útiles a muchas personas con movilidad reducida, porque les permite agarrarse a ellos para acostarse o levantarse y cambiar de posición en la propia cama. En muchos casos, es aconsejable disponer de una cama articulada regulable por el propio usuario cuando está acostado, lo que se consigue mediante un motor y un mando eléctrico. 

- Si existen alfombras es conveniente fijarlas al suelo con una red antideslizante de goma o con cinta adhesiva de doble cara, para evitar que se mueva y provoque un resbalón o un tropiezo. 

- Es conveniente que los cajones tengan un asa de bordes redondeados en lugar de pomo, que puedan abrirse con una sola mano y que, además, dispongan de un tope para que no puedan caer y rodamientos para que la fuerza empleada sea mínima. 

- Es interesante colocar cantoneras de goma en las esquinas de los muebles, para evitar hacerse daño en caso de golpe o tropiezo, especialmente en la mesita de noche, esquinas de la cama, etc. 

- Si hay que arrastrar muebles, como sillas, alguna mesita, etc. es buena idea colocar discos deslizantes de fieltro o teflón en la base de las patas de estos muebles, facilitando asÌ su deslizamiento sin esfuerzo. 

- Además, disponer de itinerarios libres de obstáculos entre la cama y la entrada de la habitación es adecuado para todas las personas. 

- Espacios de paso y giro: la anchura mínima recomendable de cualquier espacio de paso debe ser igual o mayor de 80 cm. Debe estar libre de obstáculos, mobiliario y cualquier otro impedimento de paso libre. 

- Para las puertas se recomienda no colocar pomos giratorios, sustituyéndolos por los de tipo manivela. 

 

Recomendaciones sobre accesibilidad en dormitorio 

- Para las personas con movilidad reducida resulta interesante disponer de grúas de transferencia, que permitan mover a la persona desde la cama a la silla de ruedas y viceversa. La grúa puede ser fija, móvil o de techo. También existen sillas de transferencia

- Si se dispone de mesa de escritorio, estanterias u otros en el dormitorio ésta debe ser accesible y estar dentro del alcance del usuario. La altura útil para personas con movilidad reducida está entre 75 y 80 cm.

- Los interruptores y bases de enchufe deberán estar también dentro del alcance de la persona y ser de color contrastado. Además, sería conveniente que incorporasen un piloto luminoso para localizarlos fácilmente en penumbra u oscuridad.

- Para recoger cosas del suelo sin necesidad de agacharnos se pueden utilizar unas pinzas de largo alcance. También sería ideal disponer de mandos a distancia para manejar los aparatos de uso habitual: la televisión, el aire acondicionado, equipos de música, etc. Es interesante adquirir teléfonos inalámbricos que nos permita conversar sentados o mientras nos desplazamos a otras estancias.

- La domótica ayuda a gestionar las instalaciones de una manera más cómoda para los usuarios, mediante la automatización de determinadas tareas. De esta forma procuramos adaptar las instalaciones a las necesidades del usuario y no el usuario a las condiciones de las instalaciones.

- Es posible utilizar interfaces de reconocimiento de voz para personas que lo necesitan. Incluso se puede utilizar el propio cuerpo como interfaz. Por ejemplo, se puede encender la luz cuando una persona está presente en una habitación. También se puede detectar si hay alguna puerta o ventana abierta y por ejemplo apagar las luces al salir de la habitación.

- Utilizar sisitemas de percheros abatibles para poder hacer uso de toda la capacidad del armario y poder acceder a ello de manera independiente.


Anchura mínima recomendable de cualquier espacio de paso debe ser: 90 cm.

 

Lugares de giro de 1,50 m de diámetro como mínimo cada: 10 m.

 

Los dormitorios de las personas con discapacidad o personas mayores deben estar adaptados a sus capacidades para resultar accesibles. Es necesario solucionar cualquier problema que impida una estancia agradable y cómoda, tanto en el domicilio particular como en cualquier tipo de alojamiento. 

Muchas de las adaptaciones que hay que hacer pasan por modificar o cambiar el mobiliario, su disposición o ambos en el espacio de la estancia. 


PROMUEVE: ANDIMAC

CONTENIDOS ELABORADOS A TRAVÉS DEL MATERIAL DE: www.calidadentuvivienda.es 

Con esta iniciativa los principales distribuidores y fabricantes queremos que las empresas reformistas, instaladoras, los profesionales de la obra (albañiles, escayolistas, instaladores, etc…) que apuestan por su trabajo, que se sienten orgullosos de su labor, descubran una nueva dimensión de su trabajo, que no es poner ladrillos, instalar griferías o colocar cocinas, sino ayudar a la gente a tener mejores casas y ser más felices en ellas.